El poder de las criptomonedas

El poder de las criptomonedas
 

Las nuevas tecnologías están cambiando nuestras vidas en todos los ámbitos.
Criptomonedas
La tecnología blockchain ya ha empezado a cambiar rápidamente el sistema financiero. Gracias a las criptomonedas, todo tipo de transacciones financieras pueden realizarse virtualmente sin recurrir a ningún intermediario, con costes mucho menores y sin necesidad de procedimientos exigentes. Como primera criptomoneda
Bitcoin
es extremadamente popular en el mundo. Sin embargo, existen muchas criptodivisas con características diferentes para satisfacer distintas necesidades del sistema financiero. En pocas palabras, la criptomoneda es una moneda virtual en la que las transacciones se codifican en bloques y estos bloques están conectados entre sí. Para la interconexión de estos bloques
blockchain
con el consentimiento de la mayoría de los participantes. Con esta estructura, la transferencia digital de criptomonedas entre cónyuges tiene lugar sin necesidad de intermediarios. Así, las transacciones pueden realizarse a bajo coste.

Cuando se examina la cadena de bloques de una criptomoneda, es posible ver las transacciones en todas las carteras. Como tales, las criptomonedas tienen una estructura extremadamente transparente. Además, como los monederos están criptologizados, no se puede ver a quién pertenecen. Esto también aporta privacidad al usuario. El hecho de que sea posible realizar transacciones con criptomonedas desde cualquier lugar del mundo con sólo una conexión a Internet puede considerarse importante en términos de facilidad de uso. Además, evitar los elevados costes de las transacciones internacionales es otra ventaja. Además de todas estas características, lo más llamativo de las criptomonedas es que no dependen de una autoridad central. Esto significa que no puede gestionarse desde un único centro y que no puede manipularse su valor ni imponerse restricciones a su uso, como vimos en algunos países tras la crisis financiera de 2008. Esta estructura permite que cada día se confíe más en las criptomonedas, al tiempo que les otorga el poder de formar parte del mundo financiero. Con este poder y todas estas características, podemos decir que es inevitable que las criptodivisas sigan cambiando el mundo financiero. También podemos ver las huellas de esta situación en el hecho de que los bancos centrales de casi todos los países están realizando estudios sobre las monedas digitales.