¿Qué es DeFi?

Para entender las monedas DeFi, primero hay que saber qué significa DeFi. Defi (Decentralised Finance), o finanzas descentralizadas, pretende recrear el sistema financiero tradicional con menos fricciones. Básicamente, DeFi se crea mediante plataformas de código abierto accesibles a todo el mundo y dirigidas por programas informáticos en su mayoría automatizados y cada vez menos por entidades y personas centralizadas.

En la actualidad, el mercado Defi es tendencia, así como todas las personas están cambiando sus inversiones en productos DeFi para descentralizar definitivamente el sistema económico digital. En términos sencillos, se trata de una combinación de servicios bancarios tradicionales y las últimas tecnologías descentralizadas, como las dApp (aplicaciones descentralizadas) y las criptomonedas. Desde una perspectiva técnica, es una combinación de todos los productos y servicios de la descentralización, como contratos inteligentes, activos digitales, protocolos y aplicaciones.

Mientras que nuestro sistema financiero tradicional funciona sobre una infraestructura centralizada gestionada por autoridades centrales, instituciones e intermediarios, la mayoría de las aplicaciones que se autodenominan “DeFi” están construidas sobre Ethereum, la segunda mayor plataforma de criptomonedas del mundo. Esta plataforma se distingue de la de Bitcoin por ser más fácil de usar para construir otras aplicaciones descentralizadas más allá de las simples transacciones. Al implementar contratos inteligentes inmutables en Ethereum, los desarrolladores de DeFi pueden lanzar protocolos y plataformas financieras que funcionan exactamente según lo programado y están disponibles para cualquier persona con conexión a Internet.

Por ejemplo, supongamos que un usuario quiere que su dinero se envíe a un amigo el martes, pero, según la previsión meteorológica, quiere hacer la transferencia cuando la temperatura supere los 40 grados centígrados en Adana. Estas reglas pueden escribirse en un contrato inteligente.

Finanzas descentralizadas: aprovecha los principios básicos de la cadena de bloques Ethereum para mejorar la seguridad y la transparencia financieras, desbloquear la liquidez y las oportunidades de crecimiento, y apoyar un sistema económico integrado y normalizado.

Programabilidad: Los contratos inteligentes altamente programables automatizan la ejecución y permiten la creación de nuevos instrumentos financieros y activos digitales.

Inmutabilidad: Mejora la coordinación, seguridad y auditabilidad de los datos a prueba de manipulaciones en toda la arquitectura descentralizada de una cadena de bloques.

Interoperabilidad: La pila de software componible de Ethereum permite construir protocolos y aplicaciones DeFi que se integran y complementan entre sí. Con DeFi, los desarrolladores y equipos de producto tienen flexibilidad para basarse en protocolos existentes, personalizar interfaces e integrar aplicaciones de terceros. Por esta razón, la gente suele referirse a los protocolos DeFi como “legos del dinero”.

Transparencia: En la blockchain pública de Ethereum, cada transacción se publica y es verificada por otros usuarios de la red (Nota: las direcciones de Ethereum son claves encriptadas pseudoanónimas). Este nivel de transparencia respecto a los datos de las transacciones no sólo permite un análisis rico en datos, sino que también garantiza que la actividad de la red esté disponible para cualquier usuario. Ethereum y los protocolos DeFi que se ejecutan en él también se construyen con código fuente abierto que cualquiera puede ver, auditar y construir sobre él.

Sin restricciones: A diferencia de las finanzas tradicionales, DeFi se define por su acceso abierto y no autorizado. Cualquiera con una criptocartera y una conexión a Internet puede acceder a las aplicaciones DeFi construidas sobre Ethereum, independientemente de su geografía y, por lo general, sin exigir una cantidad mínima de dinero.

Monedas DeFi

Chainlink (LINK), AVAX, Basic Attention Token (BAT), que también cotizan en nuestra bolsa, son monedas DeFi que se han ganado un lugar sólido en el mercado.

Enlace en cadena (LINK)

Chainlink es un sistema de oráculo descentralizado que valida los datos del mundo real utilizados en los contratos inteligentes basados en cadenas de bloques y tiende un puente entre estos contratos inteligentes y las aplicaciones de cadenas no basadas en el mundo real. Chainlink tuvo un comienzo muy fuerte en 2020, asociándose con empresas de la industria de la criptomoneda a lo largo del año. Sin embargo, debido a los efectos de COVID-19 en los mercados mundiales y al descenso del valor de BTC, su precio cayó en picado, pero desde entonces ha seguido subiendo de forma constante. LINK, que era de 1,8 $ a principios de 2020, incrementó su subida constante en un 676% y cotizó a niveles de 14 $ hacia finales de 2020. LINK, que cotiza actualmente a 33 dólares, mantiene su popularidad.

Avalancha (AVAX)

La Avalancha no tiene dueño. Aunque Stephen Buttolph, Amani Moin, Kevin Sekniqi y Emin Gün Sürer son los artífices de esta tecnología, Avalanche no está bajo el control de una sola persona o grupo. Avalanche es una plataforma diseñada de tal manera que todo el mundo tiene voz y voto, aunque no funciona bajo una comunidad como gestión. Esto indica un alto grado de descentralización.

Ficha básica de atención (BAT)

Basic Attention Token (BAT); Fue creado por Brendan Eich, cofundador de Mozilla y Firefox, para aumentar la seguridad, equidad y eficiencia de la publicidad digital mediante el uso de la tecnología blockchain. Está construido sobre Ethereum.